BARCELONA 7 - HÉRCULES 0

1x1: Arda golea, Alcácer respira

El Barça se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey tras golear al Hércules. Arda destacó con un triplete, Paco Alcácer al fin se estrenó en partido oficial con los culés.

astv

Cillessen: Espectador de lujo. Sólo hizo una parada. Se limitó a tocar dos veces la pelota con los pies.

Aleix Vidal: Muy serio. Habilitó a sus compañeros desde la banda. Rápido en ataque, apenas fue exigido en defensa. Se sintió ágil. ¿Su último partido como azulgrana?

Mascherano: Rápido en la primera parte, cuando Chechu tuvo piernas para atemorizar al Camp Nou, pudo arrebatarle la pelota con clase dentro del área. Muy serio en todo momento, mezcló de lujo con Umtiti.

Umtiti: Frío como el hielo ante la presión herculana en el arranque de partido, no se complicó la vida y despidió el 2016 entre aplausos de la hinchada culé. Será clave en el segundo tramo de temporada.

Digne: Hizo el primer gol del partido en un partido sin mucha exigencia. Se ofreció siempre desde la segunda línea para entrar hasta la línea de fondo.

Rakitic: Transformó un penalti en un partido serio y completo. Ver los últimos partidos desde el banquillo no le gustó, pero estuvo valiente en la confección del juego.

André Gomes: Jugó de pivote. Comenzó a nivel funcionarial, cumpliendo con el guión y buscando siempre el pase sencillo. Conforme fue ganando confianza, se fue soltando y hasta pudo llegar bien desde la segunda línea. Acabó de interior.

Denis: A la media hora de juego hizo una jugada de crack que fueron repetidas en la segunda parte. Se sintió cómodo y feliz. Ovacionado. Con regularidad será un futbolista clave para Luis Enrique. Bordó muchas de sus jugadas.

Arda: Trigoleador, estuvo descarado y rápido. Sus compañeros lo buscaron y al sentirse protagonista disfrutó. Para Navidad se lleva un balón a casa. Once goles en lo que va de temporada, tercer máximo anotador del equipo.

Alcácer: Se estrenó como goleador. En la primera parte comenzó con fuerza, pero la falta de espacios lo ahogó. En la segunda llegó su momento. Aprovechó un balón mordido para liberarse de cabeza y luego pudo hacer hasta dos goles más.

Rafinha: Se olvidó de su mal partido en Alicante y dejó muestra de su clase y calidad. Condujo cómodo y se sumó siempre con acierto desde fuera. Hizo un bonito gol con un tiro lejano.