Temas del día Más temas

León vs Tigres | Liguilla MX

Gignac doma a 'La Fiera'

La Fiera quiere ser el caballo negro de la 'Fiesta Grande' y para ello, deberán de hacer pesar su casa en duelo de felinos.

México DF
Gignac doma a 'La Fiera'
GUSTAVO BECERRA AFP

Tigres vs León

La sesión de hipnotismo de John Milton ha tenido propiedades curativas para Gignac. Era el francés un gigante dormido, aletargado por el desasosiego que le significó la noche infausta del Stade de France en julio. Poste, Eder, polillas, silencio. La Marsellesa desentonada resonaba en su cabeza; la melodía se hacía argamasa en su cerebro. El ladear del reloj de Milton limpió sus neuronas. Gignac ha vuelto. 

Así lo vivimos en directo 

El León de Torrente, equipo arrojado y vigoroso, no temió, en inicio, al despertar del francés. Un triángulo glorioso trazado por Elías Hernández, Boselli y Cano terminó con el balón descansando en las redes pero el árbitro Delgadillo denunció la ilegalidad del gol. Cano quemó su amonestación en vano (se quitó la camiseta en el festejo). Los Tigres, en tanto, insinuaban. Un cortejo sin mirada seductora. Gignac remataba con los tobillos, Aquino desbordaba, incluso, a la línea de fondo y Sosa recorría su parcela como tigre enjaulado. Eso sí, el orden en su retaguardia permanecía imperturbable. En el centro de todo, Guido Pizarro: el Big-Bang del fútbol de los Tigres; el origen de todo. 

En el segundo acto, llegó el clímax. Sosa descolgó por la derecha, Gignac mató el cuero con el pecho, retrató a Novaretti y cruzó a Yarbrough. El gol lo habrá imaginado mil veces como "lo que debí hacer en Saint-Denis". El escenario es radicalmente distinto, pero la belleza es indescriptible. El gol hipnotizó a 'La Fiera', que no volvió a registrar signos vitales, si no contamos los disparos de Boselli y Hernández y los malabares de Guzmán con el balón. Con las naves de Torrente quemadas, 'El Tuca' ordenó a sus navíos que surcaran las aguas de cenizas. El 'correcalles', no obstante, no generó ningún rédito, a pesar de que ante Delort y Damm se abría el Golfo de México. 

0-1. El marcador predilecto de Ferretti. Pero también el más engañoso. El 'Volcán' dictará sentencia. León necesita dos goles, y que Gignac, su domador, vuelva a dormir.