GALES 1 - SERBIA 1

Bale no es suficiente y Gales se mete en líos: peligra el Mundial

Bale adelantó a su país, pero un gol de Mitrovic igualó en el 85'. Gales se queda tercera con seis puntos, a dos de Serbia y cuatro de Irlanda. Tendrá que visitar Belgrado y Dublín...

Bale corre peligro de ver el Mundial de Rusia desde el televisor de su salón. No es osado decir que, ahora mismo, no hay selección en Europa (y quizá en el mundo) que dependa tanto de un futbolista como Gales lo hace del 11 madridista. Es el alma, el líder y el ejecutor de los Dragones. Pero no está siendo suficiente. Ni otro gran partido del gran ídolo nacional le alcanza a Gales: se les escapa Irlanda (cuatro puntos por delante) y Serbia, con el empate de ayer en Cardiff, mantiene su renta de dos puntos sobre unos que galeses que tendrán que viajar ahora Dublín (24 de marzo) y Belgrado (11 de junio)...

Una situación poco envidiable que además empeora porque Gales y Bale se vieron a cinco minutos del alcanzar la playa. Olvidaron el batacazo ante Georgia con el 1-1 en Cardiff (marcó Bale, quién si no) y llevó el partido con Serbia a las cuerdas y a ver quién tenía el mentón más rocoso. Ivanovic, cómodo en ese tipo de choque, casi hizo daño en un córner en el 17’, pero Taylor sacó bajo palos. Robson-Kanu, metido a segunda torre al lado de Vokes, fue el que encontró la veta buena. Se aprovechó de un inesperado fallo de Nastasic en zona de máximo peligro para buscar a Bale y el madridista desenfundó la zurda, disparó y un balón seco que pasó entre las piernas de Ivanovic hizo el resto. Stoijkovic lo vio cuando ya daba igual.

Un gol que puso las cosas donde quería Gales. Lo siguiente fue erigir una empalizada delante de Hennessey y aguardar a que el equipo serbio se estrellase a base de centros laterales. La poblada barba de Ledley fue el escudo antimisiles por el centro. Sin ideas, Serbia tuvo que limitarse a un disparo con catalejo de Matic. Pero fue, justamente en el enésimo balón lateral de Rukavina donde Mitrovic enmudeció a tres millones de galeses con un cabezazo imperial en el 85’. Bale había mandado 50 segundos antes un balón al poste... Viendo su gran Eurocopa, cuesta pensar en que Bale no esté en el Mundial, pero hasta los héroes tienen sus límites.