SPURS 96 - DETROIT 86

El mejor Pau Gasol (21+9+6) reconquista San Antonio

Los Spurs encadenaban tres derrotas en el AT&T Center, pero el español firmó sus mejores números en la franquicia texana y San Antonio vuelve a ganar en casa.

nba

Los Spurs encadenaban tres derrotas seguidas como locales. Llegaban los Pistons, pero Pau Gasol reconquistó San Antonio (96-86): 21 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, sus mejores números desde que llegó esta temporada a la franquicia texana. "Creo que estaba cansado de perder", dijo sobre el español Gregg Popovich. Lo cierto es que era bastante raro ver a unos Spurs así. La pasada temporada sólo los Warriors de récord le quitaron algo de mérito a una temporada en la que los de Popovich a punto estuvieron de firmar la perfección en casa: 40-1. Esta en cambio, y hasta el partido ante Detroit, sólo habían ganado un partido en casa: el de apertura ante los Pelicans. Después, Utah, Clippers y Houston mandaron en San Antonio. La historia se ponía del lado de los Spurs: desde 2002 no han perdido más de tres partidos en casa seguidos. Son el único equipo que lo ha hecho en este tiempo; el resto cayeron, al menos, en cinco consecutivos.

"No te puedes permitir perder en casa. Necesitábamos levantar el ánimo para salir de esta racha negativa en casa y empezar a jugar con algo de chispa. Sin duda comenzamos mucho más agresivos desde el principio. Establecimos un buen ritmo: necesitábamos jugar como un equipo y tener un buen arranque, algo que no habíamos logrado en casa últimamente", dijo Pau Gasol. El de Sant Boi había comenzado algo gris la temporada. Sólo había destacado sin LaMarcus Aldridge en la pista. El pívot de Dallas descansó ante los Heat el 30 de octubre. ¿Y qué pasó aquel día? Que Gasol firmó su segundo mejor partido del curso, con 20 puntos y 11 rebotes. En el resto, sólo 5,1 puntos de media.

Los Spurs asistieron a una de las peores versiones de Kawhi Leonard este curso (17 puntos, pero con sólo 6/14 en sus tiros). "No deberíamos necesitar que anotara 30 o 34 puntos cada noche. Hay gente suficiente en este equipo, talento de sobra para que él no tenga que tener ni esa responsabilidad ni esa presión". El alero promediaba casi 28 puntos por partido y había alcanzado la veintenta esta temporada en todos los compromisos de los Spurs (cuatro partidos la treintena) salvo en la derrota sonrojante ante los Clippers.

Pero las buenas noticias para los Spurs no cesaron ahí. La franquicia texana recuperó a Tony Parker, que se había perdido los últimos tres partidos por una lesión en la rodilla derecha. Jugó 21 minutos y acabó con 7 puntos y 4 asistencias. Después hablaría del potencial de su equipo. "Tenemos mucha gente que se está intentado hacer un hueco en el equipo como Pau. Todos intentan encontrar su rol. Estará bien, pero lleva su tiempo". En los Pistons (sin el amado Boban Marjanovic, que fue recibido en el AT&T como un héroe) el mejor fue Andre Drummond: 20 tantos y 17 rebotes.

Los Spurs dominaron el partido (ganaban por 13: 82-69), pero Detroit les metió el susto en el cuerpo y se colocó a sólo cinco puntos (89-94) con tres minutos por jugar. No era su noche, pero ahí apareció Leonard para sentenciar con un triple y Simmons aseguró el triunfo desde el tiro libre. Los Spurs están de vuelta.