DENVER NUGGETS 101-GOLDEN STATE WARRIORS 123

Curry pasa el cuchillo en Denver; Juancho, cerca de su primer 'doble-doble' en la NBA

El base continúa creciendo esta temporada con 33 puntos. El español, 11 tantos y 9 rebotes. Durant (18) corta su racha en 72 partidos con 20 o más puntos.

México
0

Dice el refrán que la calma llega tras la tempestad, pero en el caso de Stephen Curry, la tempestad se ha desatado después de una plácida tarde de domingo. La transformación del base de Golden State Warriors tras su 0/10 frente a los Lakers, que ponía fin a una racha de 157 partidos con al menos un triple, está siendo gloriosa. Dio la primera gran estocada contra New Orleans Pelicans con esa actuación individual excelsa que le ha hecho pasar a la historia como el jugador con más aciertos desde el perímetro de siempre con 13. Luego, ante Dallas Mavericks, a pesar de la torcedura de tobillo, acabó con 24 puntos y un 50% (4/8) desde el perímetro.

Y esta madrugada contra Denver Nuggets sacó la cuchilla con 33 puntos y un 7/13 de tres, dos de ellos una auténtica locura que recordó al mejor Curry del pasado, el que nos mantenía en vela hasta altas horas de la noche y que era comentario habitual en las tertulias de bar. Y claro, Golden State Warriors destrozó a los de Colorado (101-125).

El equipo de La Bahía de San Francisco no necesitó más que un gran primer cuarto (19-38) para desmenuzar a un rival que con sus dos altos en pista (Jokic y Nurkic) se veía superado por la movilidad del quinteto warrior. No podían seguir el ritmo. Sólo la salida de Faried (¡Faried!) daba cierta estabilidad a unos Nuggets que llegaron al descanso con ciertas esperanzas de vida (51-65) por una combinación de aportación grupal (seis jugadores superaron la decena de puntos) y ciertos espasmos desde el perímetro (13). Pero ya. La jaque mate estaba sobre la mesa, y los Warriors sólo tenían que decir cuándo quería acabar con el rey.

Y en toda esa superioridad de Golden State, surgió la figura de Juancho Hernangómez. Buena noticia que el español adquiera minutos (la baja de Wilson Chandler le abre un mundo) y, sobre todo, relevancia en ataque. Acabó el encuentro cerca de su primer doble-doble en la NBA con 11 puntos y 9 rebotes. Además, dio muestras de su peligro desde el perímetro con dos triples muy bien ejecutados. Sin temblores de muñeca. Pero su mayor prueba de fuego fue al salir desde el banquillo: directamente se emparejó con Kevin Durant.

El alero anotó 18 tantos y cortó su racha en 72 encuentros con 20 o más. Compartirá gloria con Michael Jordan, pero Chamberlein queda ya muy lejos con 126 consecutivos. Tras Durant, el exjugador de Movistar Estudiantes defendió a Andre Iguodala y Shaun Livingston. Otros dos huesos. Una experiencia defensiva que le hará crecer en la Liga norteamericana. Una experiencia que jamás olvidará y es solo el principio. Seguro.