DESPUTARON EN EL FÚTBOL CONTINENTAL

Gareth Bale ha superado el legado que dejó John Charles

En este artículo señalamos algunos de los futbolistas británicos más representativos que salieron de las Islas: Beckahm, Lineker, Keegan...

David Beckham. Golpeo mágico

Estuvo cuatro temporadas en el Madrid donde logró una Liga y una Supercopa. Llegó a jugar de mediocentro. Se fue a los Galaxy, pero en los parones en EE UU jugó en el Milán (35 partidos) y en el PSG (14).

Kevin keegan. Agrandó al Hamburgo

Estrella del Liverpool, fichó por el Hamburgo en 1978 y lo llevó a la final de la Copa de Europa de 1980, que perdió ante el Nottingham Forest. Dos veces Balón de Oro.

Gary Lineker. Del Mundial al Barça

Bota de Oro en México 86, Venables lo quiso para su Barça, que pagó 2,8 millones de libras al Everton. Cumplió: hat-trick al Madrid, ganó la Copa de 1988 y la Recopa de 1989...

Jimmy Greaves. Pinchó en Milán

Uno de los mejores arietes de la historia de Inglaterra (marcó 466 goles en su carrera), pero no se adaptó al Milán cuando fichó con 21 años, en 1961. Duró seis meses.

John Aldridge. Historia ‘txuri-urdin’

Irlandés, fue el primer extranjero en fichar por la Real Sociedad a cambio de 150 millones de pesetas de 1989. En el viejo Atocha se le unirían otros dos británicos más: Dalian Atkinson y Kevin Richardson.

John Charles. El gigante bueno

El gran precedente galés a Bale. Il Gigante Buono (1,93 metros y 88 kilos) llegó a Italia en 1957. Fue un traspaso récord (65.000 libras) y en la Juventus formó un ataque mágico con Boniperti y Sívori. Capocannoniere en 1958 (28 goles), en 1959 fue Balón de Bronce, tras Di Stéfano y Kopa. Con la Vecchia Signora ganó tres Ligas y vivió después un paso fugaz por el Roma. Falleció el 21 de febrero de 2004.

Gascoigne. Un volcán en Roma

Su llegada al Lazio, en 1992, fue un shock. Costó 5,5 millones de libras y es un héroe de culto lacial gracias a un gol en el 89’ al Roma. Sufrió una lesión gravísima intentando parar a Nesta y Zeman decidió traspasarlo al Glasgow Rangers.

Dennis Law. Al Torino con 21 años

Antes de formar la Trinidad del United junto a Best y Charlton, el escocés pasó por el Torino en 1961. Tras un año difícil, con accidente de tráfico incluido, aterrizó en Old Trafford para ser una leyenda.

Ian Rush. Problemas en la Juve

Tras ser un ídolo del Liverpool (con dos Copas de Europa), firmó por la Juve en 1986 a cambio de 3,2 millones libras, venta récord. Fue pichichi del equipo (siete goles) en un mal año bianconero, y regresó a Anfield.

McManaman. Ganó dos Champions

Llegó en 1999 y marcó en la final de la Octava. Perdió peso con los galácticos, pero hizo un gol clave al Barça en la semis de la Novena. Se fue en 2003 con dos Champions, dos Ligas y dos Supercopas de España.

Mark Hughes. Barça y Bayern...

Núñez lo sacó del Manchester United en 1986 por dos millones de libras. En Barcelona se quedó a medias (cinco goles) y fue cedido al Bayern. Regresó al United sin títulos.

Chris Waddle. Talento en Marsella

En 1989 pasó del Newcastle al Marsella siendo el tercer fichaje más caro tras Gullit y Maradona. Ganó tres Ligas, pero sucumbió ante el Estrella Roja en la final de la Copa de Europa.

Cunningham, Owen y Woodgate no triunfaron

Cunningham fue un traspaso récord y no se adaptó. Woodgate estuvo más lesionado que en el campo y Owen nunca brilló.