ALEMANIA

Radiografía del Leipzig: el colíder odiado de la Bundesliga

El conjunto alemán no ha perdido todavía y suma 24 puntos en 10 jornadas, los mismos que el Bayern de Múnich. Ha levantado el odio por su capitalismo extremo.

El Leipzig ocupa la segunda posición de la Bundesliga empatado a puntos con el todopoderoso Bayern de Múnich, después de no haber perdido ningún partido en las diez jornadas que marchan donde ha sumado 24 puntos correspondientes a 7 victorias y tres empates. Pese a que se trata de un inicio histórico, donde hay que añadir que es su primer año en la máxima categoría, además de admiración por sus resultados ha levantado un gran odio por su modelo de club.

El equipo fue fundado en mayo de 2009 por la empresa de bebidas Red Bull, que también posee el Red Bull Salzburgo de la Bundesliga austriaca y el New York Red Bulls de la Major League Soccer y ha ido ascendiendo de forma meteórica a partir de un capital económico extraordinario. Esto es lo que ha levantado tanta animadversión entre los amantes del fútbol tradicional. Tras comprar una plaza en la quinta división, ha ido ascendiendo año tras año y superando a los equipos con las mismas expectativas de forma aplastante.

Su estadio, el Red Bull Arena, tiene una capacidad de prácticamente 43.000 espectadores, su camiseta está caracterizada por la imagen de marca de Red Bull, igual que los dos clubes afines y lo mismo ocurre con su escudo. En su primera temporada en la Bundesliga tiene un valor de plantilla de 82 millones de euros según Transfermarkt, y el pasado verano gastó 50 millones de euros en fichajes sin necesidad de ingresar nada en la venta de jugadores. Oliver Burke y Naby Keïta llegaron por 15 millones, algo inaudito en un recién ascendido en la Bundesliga.

Sin una cultura de club arraigada y con la chequera como marca, sus éxitos deportivos no están produciendo tanta afición y seguimiento como se esperaba. En agosto, cuando fueron a jugar en copa contra el Dynamo Dresden, equipo de segunda división, los jugadores fueron recibidos con insultos como es habitual, pero además, una cabeza de toro, imagen de Red Bull y por lo tanto de su equipación y escudo, cayó al terreno de juego. Además hubo una pancarta con el mensaje "en Leipzig ha muerto la cultura del fútbol".

En el ámbito deportivo, el equipo ha derrotado al Borussia Dortmund por 1-0 con un tanto de Naby Keïta, se han impuesto al Wolfsburgo 0-1, al Hamburgo 0-4 o al Werder Bremen por 3-1. Un éxito empañado por el odio que ha generado en todo el país.