A 31 años del Terremoto

Así afectó el terremoto de 1985 al fútbol mexicano

El sismo significó la suspensión de la semifinal del Torneo PRODE-85 entre América y Atlante. Además del adiós de Daniel Brailovsky del balompié nacional.

Dorados vs Atlante

A 31 años del terremoto de 1985, aquel que dejó la la Ciudad de México en ruinas, también tuvo fuertes repercusiones en el deporte nacional, como la suspensión de las semifinales del Torneo PRODE-85 ente América y Atlante, y la salida permanente de Daniel Brailovsky del fúbol mexicano.  

El cuadro americanista, uno de los más fuertes de aquellos años, se concentraba en un hotel al sur de la ciudad. Mientras tanto, Atlante, se hospedaba muy cerca del Centro Médico Siglo XXI, cuando a las 7:19 de la mañana empezó un fuerte movimiento sísmico.

Pasaron apenas minutos para que José Antonio Roca, entrenador de los azulgranas en aquel tiempo, tomara la decisión de romper la concentración de los Potros de Hierro. Horas después, se reportó que la magnitud de sismo ascendió a los 8.1 grados Richter, además de que la Federación Mexicana de Fútbol oficializaba la suspensión de la semifinal del Torneo PRODE, mismo que semanas después se llevaría América a sus vitrinas.

La situación catastrófica que se vivió durante y después del terremoto, además de la múltiples réplicas del sismo sufridas posteriormente, orillaron a Daniel Brailovsky y a su esposa embarazada a abandonar México, sin previa autorización del América. Lo que desencadenó en el que 'Ruso' no volviera a poner pie en el fútbol mexicano y fuera sancionado con 10 meses de inactividad.

Otra de las situaciones que provocó el terremoto, fue que el Mundial celebrado en México 86 fuera puesto en duda, ya que la propia Femexfut informó a la FIFA sobre dicha situación, lo que provocó el buscar nuevas opciones, entre ellas se manejó trasladarlo a Alemania e inclusive jugarlo una año después, en 1987, pero con el paso de los días se fueron diluyendo dichas posibilidades y el Mundial se quedó en territorio azteca.