NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LIGA MX

Veracruz y Celaya, pioneros en invasiones de sus aficionados a otras plazas

Tanto Tiburones como Toros llevaron muchos seguidores a campos ajenos, algo que han imitado otros clubes de la Liga MX

Edgardo Avelar
Ciudad de MéxicoActualizado a
Veracruz y Celaya, pioneros en invasiones de sus aficionados a otras plazas
ARCHIVO HISTORICO / MexSport

Contrario a lo que pudiera pensarse o como se ha manejado en los recientes años en los medios de comunicación respecto a que la gran afición de Tigres fue la que inventó las invasiones de sus aficionados a los estadios donde visitaba el equipo universitario, la realidad de las cosas es que fue el Veracruz en la temporada 1989-90, quien las puso en práctica por primera ocasión en el futbol mexicano.

Los aficionados de Tigres han resaltado la forma como apoyan a su escuadra en todos los lugares donde se paran, empero, en 1989-90, Veracruz no solo registró una invasión al Estadio Azteca, sino dos, pues contra América y contra Cruz Azul tuvo el apoyo de miles de aficionados, donde la prensa de esa época reseño que fueron casi 40 mil aficionados, pero la realidad según los propios veracruzanos es que llegaron casi a los 50 mil.

La tiburomanía

Así que los jarochos son los innovadores de estas invasiones e i inclusive el periodista jarocho Ubaldo Enríquez, que comanda “A Nivel de Cancha Multimedia” y que desde esa época a seguido paso a paso las diferentes épocas de los Tiburones Rojos, resaltó que la cantidad de aficionados superó por mucho a lo que se calculó de manera oficial en los juegos contra América y Cruz Azul.

En esa temporada el equipo jarocho tenía encandilados a sus aficionados con un equipo con las figuras argentinas Jorge Comas, Omar Palma, Edgardo Bauza, así como las nacionales Adolfo Ríos, surgido de la cantera de Pumas, Horacio Rocha, veterano e ídolo del Morelia, entre otros jugadores más.

Antes de dicho duelo celebrado en el Coloso de Santa Úrsula, los medios le dieron poca importancia, por la diferencia de calidad y empaque entre ambas escuadras, pero a la hora de la verdad todo mundo reseñó lo que pasó en el duelo contra América donde finalmente el cuadro de Coapa se impuso 5-3 con goles de Tena, tres de Edú y uno del paraguayo Raúl Vicente Amarilla, mientras que por los escualos lo hicieron Jorge Comas. Edgardo “Patón’ Bauza y Horacio Rocha.

Los celayenses vibraron con el campeón sin corona

La tercera gran invasión se dio en la temporada 1995-96, cuando casi “media ciudad’' de Celaya llegó a apoyar a su equipo en la gran final contra Necaxa, a donde se posaron gracias a la temporada espectacular que se generó con los Toros del Bajío por la presencia de su gran figura española Emilio “Buitre’ Butragueño.

Las versiones sobre la cantidad de aficionados celayenses son variadas, para unos la afluencia superó los 90 mil, pero en otros medios, se dice que finalmente fueron 50 mil seguidores que llegaron en una fila interminable de autobuses que coparon Avenida Periférico desde la entrada en el norte de la Ciudad de México en todo un trayecto que desembocó en Santa Úrsula, a la altura de lo que en antaño fue el Centro de Capacitación de la Federación Mexicana de Futbol.

El duelo fue espectacular y al final Butragueño tuvo en la agonía del partido la gran oportunidad de ganar el título para unos Toros que fueron considerados como el campeón sin corona y en donde la estrella española tuvo la oportunidad de rematar un centro de Armando Cabrera, pero al final el marcador no se movió del 1-1 del duelo de ida que le dio el título a los necaxistas.

Las invasiones felinas

Mientras que la noble afición de Tigres también está en este paquete con el fervor que les profesa sus aficionados que son capaces de desafiar al frío, lluvia, humedad y calor para seguir a donde sea a sus amados felinos.

Pero la realidad es que tanto Tiburones como Toros se les adelantaron a las invasiones en San Luis donde superaron los 23 mil aficionados, al Estadio Azteca con 12 mil en duelo contra América en la semifinal de la temporada 2005 cuando los felinos dieron el Aztecazo eliminando 4-1 a las Águilas, así como los 8 mil al estadio Hidalgo en la final del Apertura 2003, en el estadio Omnilife 6 mil aficionados en la final que pierden la final del 2017.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?