NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MUNDIAL 2022

El haitiano que ajustició a Italia y Argentina

Haití disputó en Alemania ‘74 su primer y único Mundial; compartió grupo con Polonia, Italia y Argentina. Emmanuel Sanon anotó los 2 goles de los caribeños.

Ciudad de MéxicoActualizado a
El haitiano que ajustició a Italia y Argentina
Explosión Sandía

Hubo alguna vez un delantero haitiano que le anotó a Italia y Argentina en una misma Copa del Mundo. No, no es broma. Pasó, y es una de las historias más curiosas de los Mundiales. Incluso, uno de sus tantos sirvió para que los caribeños se adelantaran en el marcador ante la Azzurra, vigente subcampeona del mundo al momento, y para romper la histórica marca de minutos sin recibir gol que todavía pertenece a Dino Zoff.

‘Les Grenadiers’ llegaron al Mundial al ganar el campeonato de Concacaf en 1973, en el que superaron a selecciones como Honduras, Trinidad y Tobago, Guatemala e, incluso, a México. ‘El Tri’, de hecho, solo ganó dos partidos en aquel hexagonal. Haití, en cambió, solo cayó frente a México en la última fecha, se colocó en la cima de la clasificación, por arriba de Trinidad y Tobago (que había goleado 4-0 al Tricolor), y obtuvo el único boleto disponible para Concacaf para el Mundial de 1974.

La gran figura de aquel equipo era su centro delantero, Emmanuel Manno Sannon, quien marcó cinco anotaciones en la eliminatoria, dos de ellas frente a Guatemala y una más ante Trinidad y Tobago. Nació un 25 de junio de 1951; tenía 22 años y 363 días cuando salió de Alemania Occidental y regresó a Haití como el deportista más grande en la historia de su país. Sus dos goles en aquella Copa del Mundo se catapultaron a la inmortalidad.

Emmanuel Sanon, el haitiano que rompió el récord de Dino Zoff
Ampliar
Explosión Sandía

El debut fue un 15 de junio de 1974 en el Estadio Olímpico de Múnich: el rival, la Italia de Gianni Rivera y Dino Zoff; este último, el guardameta imbatible con una marca de 1,142 minutos sin recibir gol en partidos internacionales, récord que sobrevive hasta la fecha. El encuentro terminó 3-1 en favor de los europeos, pero es Manno Sannon quien sobrevive en la memoria del fútbol como héroe de una nación entera, como el futbolista que consiguió lo que parecía imposible y cumplió su sueño y el de un país entero.

En una muestra de velocidad, fuerza y habilidad, el haitiano superó a la invencible defensa italiana. Un pase filtrado de Philippe Vorbe al espacio vacío, lleno de confianza en la zancada de Manno, colocó al delantero en un mano a mano con Luciano Spinosi, zaguero de la Juventus. El italiano intentó detener de manera desesperada a su rival, jalando la playera del centroamericano, pero Sanon, decidido a volverse parte de la historia, avanzó a paso firme, encontrándose a Dino Zoff en el camino. Fue entonces cuando el arquero imbatible se topó con la resolución inquebrantable de Sannon, quien con un regate dejó atrás a Zoff y gritó al cielo junto a cada habitante de Haití el primer gol de su país en un Mundial. Ahí quedó el mítico récord de Zoff, a manos de ‘desconocido’ haitiano.

Tras una dolorosa derrota contra Polonia en el segundo juego del Mundial, por un escandaloso marcador de 7-0, Sannon y Haití se despidieron del torneo con una nueva derrota, ahora ante la Argentina de Mario Kempes. El adiós, aparentemente amargo, terminó con el festejo de un nuevo gol de Manno, un potente remate de volea que salió como rayo, directo al ángulo de la portería defendida por Daniel Carnevali. Tras el Mundial muchas leyendas negras rodearon a aquella selección haitiana; la más notoria, el dopaje de Ernst Jean-Joseph (quien habría dado positivo, junto a Sanon), víctima de posteriores torturas en el hotel de concentración en Múnich por parte de los emisarios del gobierno haitiano de Jean-Claude Duvalier, de acuerdo al periodista Brian Glanville.

La vida de Emmanuel Sannon terminó en Orlando, Florida, donde perdió la batalla contra el cáncer de páncreas a los 56 años de edad en 2008. Finalizó su carrera internacional con 100 partidos disputados y 47 goles; ambas, marcas históricas en Haití. A nivel de clubes, debutó con el Don Bosco de su país y llegó a Bélgica para defender los colores del Beerschot después del Mundial. El centroamericano disfrutó de su etapa europea hasta 1980, cuando dio el brinco a Estados Unidos con los equipos de Miami Americans y San Diego Stockers, donde acabó su carrera como futbolista profesional en 1983. Como entrenador, comandó a ‘Los Granaderos’ hasta la Copa Oro del 2000, mientras la revista France Football, lo reconoció como uno de “Los 100 héroes del Mundial” cuando publicó la lista en 1994.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?