NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

100 HISTORIAS MUNDIALISTAS

Corea del Sur resiste y vence a Alemania para clasificar a México y eliminar a los teutones

Previo a la jornada 3 de fase de grupos, todas las selecciones del sector F podían calificar a octavos de final y Corea del Sur estuvo cerca de la hazaña.

Actualizado a
Corea del Sur resiste y vence a Alemania para clasificar a México y eliminar a los teutones

El 27 de junio de 2018 es una fecha agridulce para el futbol de Corea del Sur. En el Mundial de Rusia 2018 el combinado asiático se impuso por primera vez en la competencia a Alemania; sin embargo, una contundente victoria por marcador de 2-0 no fue suficiente para calificar a la fase de eliminación directa.

Para México, esa fecha también es una de claroscuros. Tras sendos triunfos ante Alemania y Corea del Sur (1-0 y 2-1 respectivamente), el ‘Tri’ lucía como amplio favorito para ganar el grupo F y tener un cruce a modo en octavos de final. Empero, Suecia solo necesitó 24 minutos para hacerse del sector y dejar el destino de los aztecas en manos de los ‘Tigres de Oriente’.

TE PUEDE INTERESAR: El primer punto de México en Mundiales, el gol de Belmonte vs Gales

Agonía y sufrimiento en Kazán y Ekaterimburgo

El juego entre México y Suecia, en una ironía más de la vida, se jugó en terreno asiático; la Ekaterimburgo Arena, único estadio ubicado al este de los Urales (frontera entre Asia y Europa) abrió sus puertas para el duelo que ponía en juego la corona del grupo F. Por su parte, Corea del Sur eliminó a Alemania en fase de grupos por primera vez en la historia con la Kazán Arena como escenario.

A pesar de que ambos cotejos iniciaron a la misma hora como parte del protocolo de FIFA, la derrota mexicana a manos de los escandinavos (3-0) concluyó minutos antes y la selección de Juan Carlos Osorio vivió una agonía inacabable en espera del resultado entre asiáticos y teutones ─una victoria alemana dejaba a los aztecas eliminados en la primera fase.

El milagro ocurrió en tiempo complementario. Tras tres minutos de tiempo agregado Young-gwon Kim abrió el cascarón alemán y marcó el primer tanto del compromiso; 180 segundos después Heung-min Son sentenció el peor torneo en la historia teutona con el segundo gol.

En Ekaterimburgo la victoria coreana se celebró como propia. En Kazán, los coreanos festejaban el triunfo por partida doble: sin conocimiento de la derrota mexicana, los asiáticos creyeron que eran el segundo calificado a los octavos de final. Poco después cayó un balde de agua helada para los surcoreanos pues la victoria sueca los dejaba fuera de la competencia.

Ya sin posibilidades en el máximo torneo de selecciones, Son, quien se ganó incidentalmente el cariño de la afición mexicana, destacó el resultado que consiguió el combinado coreano ante Alemania, que llegaba a Rusia como campeona del mundo.

“Ahora podemos decir que estamos contentos y con ganas de que llegue otra competición”, sentenció el atacante asiático. “Acabamos de ganar a los actuales campeones del mundo y tenemos ganas de hacerlo bien en otro gran torneo”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?