jueves, 16/02/2017

SANTIAGO SEGUROLA

Como en casa

Salvo a Aurelio De Laurentiis, uno de esos presidentes tremendistas que agotan a cualquiera, todo el mundo coincidió en la buena factura del Nápoles en Charmartín ...