Estás leyendo

Los 10 'casos Vinicius' que resultaron un fracaso

AStv

INTERNACIONAL

Los 10 'casos Vinicius' que resultaron un fracaso

Algunos jugadores americanos destacaron tan jóvenes como el futbolista fichado por el Real Madrid y después no cumplieron con las expectativas... Giovani incluido.

Robinho. Sigue jugando en Atlético Mineiro y tuvo una carrera considerable en Europa en Real Madrid, City y Milan. Sin embargo, la sensación es que estuvo muy lejos de ser lo que parecía cuando despuntó en Santos y, sobre todo, tras su debut estelar con el Madrid en Cádiz en un partido en el que se le apodó 'el nuevo Pelé'.

Álex Pato. Su irrupción en Internacional de Brasil y en las categorías inferiores de la 'canarinha' despertó una gran expectación. Lo fichó el Milan a bombo y platillo y ha terminado en China tras algún regreso a Brasil y un paso fugaz por el Villarreal. Las constantes lesiones y el exceso de presión arruinaron su carrera.

Giovanni dos Santos. Un Mundial Sub-17 magnífico y su manifiesto parecido en el juego con Ronaldinho le pusieron en boca de todo el mundo. Con Rijkaard entró en el primer equipo del Barça aunque nunca como la estrella que prometía. Tuvo que terminar marchándose, primero en España y luego fuera de las grandes ligas, y ha acabado en la MLS.

Anderson. Mejor jugador del Mundial Sub-17 de 2005, lo fichó el Manchester United como una apuesta personal de Ferguson, que después llegaría a decir de él que fue una de sus peores apuestas como manager. No cuajó en el fútbol europeo y después de varios tumbos y un descenso a Serie B con Internacional ha terminado en Coritiba de forma muy discreta.

Kleberson. Su imagen el día de la presentación con el Manchester United junto a Cristiano Ronaldo es una losa que le persigue desde entonces. Uno ha tocado el cielo y el otro se fue sumiendo en una medianía que ha caracterizado su carrera. Ha terminado jugando en la NASL, el campeonato americano dedicado exclusivamente a equipos del norte.

Freddy Adu. El gran ejemplo de precocidad mal llevada. Con 16 años era una estrella, había rodado anuncios con Pelé y ya firmaba contratos millonarios de publicidad. A nivel de clubes la cosa no le fue igual de bien al estadounidense. Tras no cuajar en el Benfica acabó en ligas menores como Grecia o Serbia y desde hace un tiempo no es capaz ni siquiera de encontrar equipo.

Vidangossy. El chileno era una de las estrellas de la Chile Sub-20 que maravilló en 2007 con Medel, Isla, Vidal y Alexis en el equipo. A Vidangossy lo fichó el Villarreal como proyecto de gran jugador, pero se fue diluyendo y, pese a jugar en los mejores equipos de Chile y hasta en México, nunca fue el jugador esperado.

Juan Fernando Quintero. Excelente con Colombia Sub-20, campeón del Sudamericano y estrella del Mundial, se topó de bruces con la realidad del fútbol europeo cuando llegó al Oporto y no pudo dar continuidad a todo su talento. Tampoco las cesiones le ayudaron y decidió regresar a Colombia a Independiente de Medellín en busca de un impulso para su carrera.

Tabaré Viudez. Sus grandes actuaciones con Defensor Sporting de Uruguay le permitieron ser fichado por el Milan, que nunca pasó de tenerlo como un talento secundario y acabó por desprenderse de él. Llegó a estar en el fútbol turco y ha regresado a su país, Uruguay, previo paso por River Plate, siempre con un papel discreto.

Ustari. Se consideraba uno de los porteros argentinos más prometedores cuando surgió en Independiente y en la albiceleste Sub-20. Llegó al Getafe y nunca pudo ser titular, lastrado también por la desconfianza y las lesiones. Ni el regreso a Argentina ni el intento en la Premier mejoraron su situación, por lo que ha terminado en México con más nombre que rendimiento en su carrera.

0 Comentarios

Mostrar