Estás leyendo

LeBron responde a la NBA: "Yo juego para ganar campeonatos"

POLÉMICA

LeBron responde a la NBA: "Yo juego para ganar campeonatos"

LeBron responde a la NBA: "Yo juego para ganar campeonatos"

Harry How

AFP

"El descanso es necesario, mi objetivo no es jugar todos los partidos sin ganar el campeonato". Sigue la polémica con el calendario.

México

El asunto de los descansos de jugadores que acaban restando brillo y trascendencia partidos de Regular Season ha pasado de ser un asunto permanentemente de la agenda NBA a convertirse en un problema de primera magnitud. Y todo por los dos últimos sábados, que en EE UU han lanzado al panorama mediático y nacional las cuestiones del calendario y la dosificación de esfuerzos. Primero un Spurs-Warriors que tendría que haber sido uno de los partidos del año quedó en nada por las bajas de los texanos y porque Steve Kerr (con Kevin Durant lesionado) optó por dar descanso a Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green. Fue una cuestión de dosificación pero también un recado alto y claro a la NBA después de que su equipo tuviera que afrontar una tanda de ocho partidos en trece días, siete de ellos fuera de casa y la visita a San Antonio al final y en back to back tras partido en Minneapolis un día antes.

El asunto trascendió tanto que Kerr ha bromeado sobre la próxima visita a San Antonio, también en back to back pero esta vez con el primer partido en Houston, mucho más manejable: “En San Antonio descansará toda la plantilla, los trece jugadores”. Una semana después, este pasado sábado, un muy atractivo Clippers-Cavaliers se fue al traste porque Lue reservó al big-three (LeBron James, Kevin Love, Kyrie Irving). Ganaron fácil los Clippers, que dos días antes habían sido arrasados en Denver con Blake Griffin y DeAndre Jordan fuera en segunda noche de back to back. Y a la liga no le gustó nada.

Hace tiempo que la NBA busca fórmulas para ajustar el calendario, reducir las tandas de partidos muy concentrados y evitar que las grandes estrellas se pierdan encuentros porque la franquicias ya ejecutan planes de descansos y esfuerzos ya de forma general y nada disimulada. Lo que primero se sentía como un problema para las aficiones que pagaban entradas para ver a jugadores que luego ni se vestían y partidos que quedaban totalmente aguados, es en realidad un asunto todavía más trascendente: los nuevos acuerdos televisivos que han provocado la actual bonanza económica de la NBA (24.000 millones por nueve años) tienen uno de sus puntos álgidos en la apuesta de ESPN por reubicar su partido estrella de los domingos en el prime time de los sábados (esos Spurs-Warriors, Clippers-Cavaliers). Así que tanto la imagen como los bolsillos de la liga pueden verse afectados… y los jugadores lo saben, y tratan de llevar las cosas a su terreno.

LeBron James ha sido bastante claro al respecto: “No creo que la NBA pueda hacer gran cosa. Esos descansos no son a veces lo ideal pero son necesarios. Sé que la liga se esfuerza por hacer el mejor calendario posible pero un entrenador tiene que tener claro que esto se trata de pelear por ganar el campeonato, no por ganar un determinado partido de Regular Season. Es una pena cuando tienes que descansar en ciudades a las que solo vas una vez al año. A mí me gustaría jugar siempre. Pero mi obligación es hacer lo que me dice el entrenador”.

El entrenador: Tyronn Lue tiene claro que Gregg Popovich acertó cuando fue el primero que comenzó a administrar estos descansos de forma obvia y pública: “Es estúpido que haya lío. Queríamos dos días de descanso para jugadores como Kyrie Irving, que tenía molestias en una rodilla, o Kevin Love, que acaba de salir de una lesión.

LeBron es vicepresidente de la Asociación de Jugadores, pero negó que desde ese rol esté coreografiando un sistema de protesta por parte de las plantillas: “¿Hay un problema? No veo que todo esto sea un problema. Llevo seis años seguidos en las Finales y cada una ha sido más importante y con más repercusión que la anterior”. Y Kyrie Irving insiste en que no hay más trasfondo que una cuestión de exigencia física: “El descanso es esencial. Antes todo el mundo quería jugar los 82 partidos, ahora se ve de otra manera. Se cuida el cuerpo de otra manera para llegar a la hora de la verdad de la mejor forma posible. Nosotros jugamos para ir a por el campeonato, para darlo todo en los playoffs. Igual la gente no se da cuenta de que hemos jugado seis partidos en ocho días (en realidad son nueve). No vamos a quejarnos pero es demasiado. Entiendo que decepcione a la liga y a los aficionados que no todos los jugadores jueguen todos los partidos, pero nosotros lo vemos de otra manera…”.

0 Comentarios

Mostrar
Patrocina: MerkurMagic

Los duendes te harán ganar mucho dinero