Estás leyendo

"La F1 es un 5 estrellas Michelin, no un antro de hamburguesas"

FÓRMULA 1 | ECCLESTONE

"La F1 es un 5 estrellas Michelin, no un antro de hamburguesas"

Niki Lauda suplicando a Bernie Ecclestone durante su última carrera al frente de la F1 en Abu Dhabi.

ANDREJ ISAKOVIC

AFP

Bernie vuelve a tomar la palabra para atacar las formas de Liberty y la intención que tienen de borrar todo lo que hizo por el deporte.

Si en Liberty creían que iban a tener un comienzo tranquilo en el primer Mundial de Fórmula 1 que dirigen es que no conocen a Bernie Ecclestone. El británico es un león herido al que le han quitado su puesto de rey de la selva, pero está dispuesto a seguir dando batalla aunque haya sido desterrado de su manada. Y eso es lo que ha hecho en una entrevista con el 'Daily Mail', lanzar una andanada de cañonazos a la flota de los americanos. Para empezar, no le gusta que quieran acabar con el hermetismo que había instaurado en el deporte.

"Veo la F1 de una forma diferente a otras personas. Todo el mundo quiere ir a un restaurante donde no se puede conseguir una mesa, así que yo era muy estricto con cosas como los pases del paddock. La filosofía de Liberty es más abierta, tienen una cultura americana y allí todos están en el paddock, en el pit lane y pueden hablar con los pilotos y sentarse en sus coches. En la F1 hemos estado dirigiendo un restaurante de cinco estrellas Michelin, no un antro de hamburguesas, pero tal vez ahora la cocina sea más accesible y tenga un mejor sabor".

Pero, sin duda, lo que más molesta a Ecclestone es ser repudiado en el lugar por el que antes se paseaba sabiéndose dueño de una autoridad inexpugnable. "No puedo hacer nada, han dicho al personal que no hablen conmigo", asegura, así que no puede evitar que reemplacen sus estandartes y sus formas: "Quieren deshacerse de la era de Bernie, siempre dicen lo mismo. Quizá piensan que me hacen feliz, pero no. 'Ha hecho un trabajo fantástico, pero tenemos que seguir adelante', dicen, y pueden tener razón, no lo sabemos".

Así, ve una F1 diferente, pero no en peligro: "Lleva 50 años y estará otros 50. Estamos en otro período en el que habrá cambios. La vida cambia y tienes que cambiar con ella. Chase (Carey) me da una envidia terrible porque puede hacer muchas cosas que yo quería hacer y no pude". Lamentos de un Bernie que no tiene tiempo para aburrirse ("Estoy más ocupado que cuando trabajaba") y que si lo hace buscará con que entretenerse: "Soy un bombero y si no hay fuegos, los provocaré. Puede que tenga que quemar algo...". Incansable hasta el final.

0 Comentarios

Mostrar
Patrocina: MerkurMagic

Los duendes te harán ganar mucho dinero