Santiago Segurola

Santiago Segurola

OPINIÓN

El espejo deformante

El Madrid jugó un buen encuentro ante el Celta. Los errores que cometió no fueron por cicatería o especulación. Más bien al contrario: fueron por ambición, grandeza y derroche...

El ciclón puntual

Ramos es un futbolista admirable por muchas razones. Una de ellas es su optimismo en los momentos de flojera general. Siempre llega como un ciclón a los momentos en los que se deciden los partidos cruciales y las competiciones más prestigiosas.

Nada peor que la parodia

En Wembley, España dejó muchas más dudas que certezas porque jugó como un equipo tristón, decaído, sin energía ni entereza. Sin estilo. Lejos del equipo que asombra por su facilidad para abatir rivales a través del pase.